Niños: Sanos y Fuertes, Gracias al Amaranto

Una adecuada alimentación en la edad escolar del niño ayudará a incrementar sus capacidades físicas y cognoscitivas. El amaranto es un alimento recomendado en los niños porque mejora los niveles nutricionales y aporta proteínas extras al organismo.


comentar en facebook | imprimir

La calidad y variedad en la alimentación de los niños suele ser un problema a la hora de consultar las formas de nutrición más adecuadas para ellos. El cómo alimentar a un niño correctamente es una preocupación constante en muchos hogares del mundo, ya que las exigencias nutricionales dependen de varios factores.

La preocupación surge sobre todo en la edad escolar (7-12 años) cuando el niño debe cubrir otras necesidades nutricionales que le ayuden a crecer en cuerpo y mente. Para muchos padres será importante saber que en esta lucha diaria por alimentar correctamente a sus hijos existe un nuevo alimento, que además de ser nutritivo, aporta en la dieta diaria proteínas que ayudan a estimular el aprendizaje.

Amaranto

Hablamos del amaranto, una planta de origen prehispánico, que contiene un perfil superior de aminoácidos, entre estos la lisina, que posee funciones claves en el desarrollo de las células del cerebro humano y en el crecimiento. Además, esta sustancia se asocia con el desarrollo de la inteligencia, la memoria y el aprendizaje. Una dieta baja de este aminoácido no permite el crecimiento normal del organismo en los niños.

Esta planta tiene múltiples funciones nutritivas que aportan una cantidad de proteínas, y minerales que fortalecen nuestro organismo. Ahora veamos cuáles son los cuatro grupos de alimentos que deben constar en la dieta diaria de un infante en edad escolar y cuál es el aporte del amaranto a su nutrición.

Grupos de alimentos de un infante

1. En el primer grupo constan principalmente la leche, el queso y en general los productos lácteos. Aquí se encuentra el calcio que forma y mantiene los dientes y los huesos en buen estado y las proteínas que mantienen los músculos y tejidos sanos.

2. Las carnes, los huevos, el pescado son parte del segundo grupo de alimentos necesarios y estimulan el crecimiento y ayudan al sistema circulatorio. Por otro lado, están las verduras y las frutas que hacen parte del tercer grupo de alimentos y ayudan a nutrir todos los tejidos del cuerpo, mantienen la piel sana, ayudan a combatir algunas infecciones, entre otras funciones.

3. Y por último, el cuarto grupo de alimentos que proporcionan fuerza y dan calor al cuerpo: leguminosas, pastas, cereales, aceites, azúcar, pan. En este conjunto de alimentos se encuentra el amaranto, concebido como un pseudocereal. La óptima utilización de este producto en el organismo suministra la proteína y energía en cantidad necesaria para mantener una buena salud, el crecimiento normal en los niños y demás actividades físicas.

Las propiedades nutritivas del amaranto y que lo hacen tan apto para el consumo humano son las proteínas, uno de sus componentes principales.

Las necesidades diarias de proteínas varían según la edad. Durante el período de crecimiento, las necesidades para formar nuevos tejidos aumentan. He aquí un pequeño cuadro de las necesidades diarias según la edad y el peso que le ayudarán en la dieta diaria de los niños en edad escolar.

- Niños de 7 a 9 años, de 27 kilos aproximadamente, necesitan 60 gramos de proteínas.

- Niños de 10 a 12 años, de 35 kilos aproximadamente, necesitan 70 gramos de proteínas.

Fuente: www.amaranto.com.mx
Foto: flickr.com, Dietmar Temps